14 de junio de 2024

Empleo da luz verde a la reforma más ambiciosa de los últimos 30 años del Centro Fijo de Cartuja

Foto: Junta de Andalucía

El delegado territorial de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía en Granada, José Javier Martín Cañizares, ha anunciado esta mañana la aprobación por parte del Consejería de Empleo del proyecto de reforma del Centro de Formación Profesional para el Empleo Cartuja, la actuación más ambiciosa que se acomete en el centro en los últimos 30 años.

Según ha avanzado el delegado, la intervención contempla principalmente la renovación de las cubiertas de los edificios del complejo formativo así como de la instalación de recogida del agua de la lluvia. El Centro Fijo de Cartuja se ubica en un edificio construido en los años 70 y fue inaugurado como centro formativo en 1976, cuando comenzaron a impartirse los primeros cursos de Promoción Profesional Obrera (PPO) que proporcionaba formación especializada a personas adultas. Primero, a través de unidades móviles y, posteriormente, de forma permanente en las aulas de Cartuja (de ahí su nombre de Centro Fijo).

“El paso del tiempo y el uso continuado de este centro ha hecho que algunos elementos del edificio se deterioren o se hayan quedado obsoletos, entre ellos las cubiertas, que siguen siendo las mismas que se instalaron en el momento de su construcción”, ha explicado Martín Cañizares durante la inspección que ha realizado hoy a las instalaciones.

Una remodelación necesaria

El complejo, ordenado en varios módulos de diferentes alturas, ocupa una superficie de 5.505m2. La cubierta del módulo principal, que alberga la entrada al edificio, y la del módulo de talleres están fabricadas con fibrocemento, material que se utilizaba en el sector de la construcción en la época de la que data el edificio y que, por tanto, contiene amianto. “Como se ha demostrado con los años, el problema de este material se produce cuando se rompe o se desgasta, ya que puede liberar fibras de amianto que pueden provocar enfermedades con el paso del tiempo si se mantiene una exposición prolongada”, ha justificado el delegado.

Por ello, la primera intervención consistirá en la sustitución de las actuales cubiertas por otras más modernas, seguras y también más resistentes frente a las inclemencias metereológicas. El resto de módulos también tienen cubiertas planas que se encuentran muy deterioradas por el paso del tiempo y la exposición a temperaturas extremas, por lo que la actuación en ellos consistirá en la sustitución del actual revestimiento por otro fabricado con materiales que mejoren la impermeabilización y el aislamiento térmico.

Además, el proyecto contempla la sustitución de la instalación de recogida del agua de la lluvia, que actualmente está hecha con materiales que se han quedado obsoletos y cuyas dimensiones son insuficientes a día de hoy para un funcionamiento correcto. “En definitiva, con esta inversión la Consejería de Empleo pretende dotar al Centro Fijo de Cartuja de unas cubiertas que proporcionen a los usuarios unas condiciones óptimas de seguridad y eficiencia energética”, en palabras del delegado, quien ha apuntado al próximo otoño como posible fecha de inicio de la reforma.

Extensión de la wifi

Esta actuación “es la más importante y ambiciosa, pero no la única que hemos realizado desde que llegamos a la Junta”, ha aseverado Martín Cañizares. El delegado ha recordado que hace varios años se puso en marcha un plan de mejora de las instalaciones en las que cada año se forman una media de 400 personas en situación de desempleo.

Especializado en Formación Profesional para el Empleo, y con una programación que permite a los alumnos obtener diferentes certificados de profesionalidad, el Centro Fijo de Cartuja ha sido objeto en los últimos cursos de una serie de actuaciones “más modestas, pero no por ello poco importantes”. Entre ellas, destacan la renovación del equipamiento del taller dedicado a la formación en restauración, la compra de motores nuevos para los cursos especializados en mecánica, la extensión de la red wifi en todo el complejo, la adquisición de nuevos equipos informáticos, la mejora del sistema de abastecimiento de agua potable, la instalación y optimización de los medios audiovisuales en las aulas, la compra de nuevas herramientas o la obra de adecuación y reestructuración de la conserjería.

Para este año se han programado un total de 29 cursos de FPE con 435 plazas para personas desempleadas (algunos accesibles para personas que no tengan la Educación Secundaria Obligatoria). Actualmente se imparten cursos relacionados con la automoción, las telecomunicaciones, la energía solar fotovoltaica o los ensayos clínicos en laboratorio.

Comparte esta noticia
Ir al contenido