18 de mayo de 2024

¿Y si volviese Paco López?

paco-lopez-granada-villarreal

FOTO: La Liga.

La historia de La Liga ya recoge el caso de entrenadores que volvieron al equipo del que fueron cesados esa misma temporada

La figura de Alexander Medina está más discutida que nunca. Y eso, hablando de un entrenador que nunca ha caído de pie en Granada, es mucho decir. El uruguayo vive su peor momento como entrenador del Granada CF después de la derrota ante la Real Sociedad. La afición siente que nada ha mejorado con el cambio de entrenador y pide renovación en el banquillo. Y ahí emerge, de nuevo, la figura de Paco López.

El de Silla se despidió del granadinismo allá por el 27 de noviembre de 2023. Y lo hizo como un señor. Ni una mala palabra hacia el club y deshecho en halagos hacia la plantilla y, sobre todo, la afición. Bien es cierto que mucha gente pedía un cambio hace meses por la marcha del equipo. Eso sí, una vez comprobado que el cambio ha sido para peor, a pocos les importaría el regreso del entrenador valenciano.

Paco López. ¿Un Javi Calleja 2-0?

De hecho, la vuelta de Paco López al banquillo rojiblanco no sería una cosa nueva. Existen casos que avalan el regreso del ex entrenador granadinista a la ciudad de La Alhambra. Javi Calleja, hasta hace poco en el Levante UD, vivió un caso muy similar en el Villarreal CF. El entrenador madrileño fue cesado de su cargo a mediados de la temporada 2018-’19 y regresó apenas cuarenta y nueve días después tras un breve paso de Luis García Plaza por el submarino amarillo.

El caso de Paco López sería similar, aunque no exactamente igual. Desde la salida de Paco a finales de noviembre han pasado ya más de cien días y el rumbo no ha sido enderezado, sino más bien al contrario. Según este medio ha podido saber, buena parte de la plantilla anterior al mercado de invierno, extraña los métodos y la forma de trabajar de Paco López y no le desagradaría su vuelta. Y al ‘míster’ tampoco le importaría volver a Granada.

Asumir errores y rebobinar

Ahora bien, el regreso de Paco López se basa en tres patas. Una vez que plantilla y entrenador estarían encantados de volver a verse, le tocaría al club mover ficha. Eso supondría, claro está, asumir que el anterior cambio no fue acertado y que muchas decisiones tomadas este año no han sido acertadas. ¿Optimismo? Viendo el historial del club en el apartado de la autocrítica, no demasiado.

Comparte esta noticia
Ir al contenido